Cómo dejar de pensar en alguien – 15 consejos

¿Alguna vez has descubierto que no puedes dejar de pensar en alguien por lo que hizo o dijo? Cuando alguien nos hace daño podemos concentrarnos en ello durante horas o días y nuestra mente se limita únicamente a pensar en esa persona.

¿Cómo podemos dejar de pensar en una persona o situación? ¿Qué significa cuando no puedes dejar de pensar en alguien?

Estas situaciones son un pensamiento cíclico tóxico y la mayoría somos conscientes que es emocional y físicamente dañino. Los estudios muestran que este tipo de mente es infeliz e insana y es recomendable cambiar de pensamiento para satisfacer nuestra salud mental. Si se trata de nuestra ex pareja, os recomendamos este articulo de gran utilidad donde hablamos de cómo dejar de pensar en tu ex pareja.

Cómo hacer para dejar de pensar en alguien que te gusta pero no puedes

Existen ideas para evitar seguir pensando en alguien que nos hizo daño o que nos causa trauma a nivel emocional. Se recomienda buscar hobbies y tratar de ampliar nuestro circulo social para encontrar equilibrio emocional.

Estas 15 poderosas ideas funcionan y se basan en las enseñanzas de los líderes de la psicología de la atención plena.

  1. “El tiempo cura todas las heridas”. Con el tiempo, lo que nos molesta a menudo, desaparecerá
  2. “Esperemos y veamos qué pasa después”. La psicóloga budista Sylvia Boorstein sugiere que esperemos para ver qué pasa después.
  3. Alejarse del juego de culpas. Nadie puede culpar a los demás por todo ni autoculparse constantemente. Sylvia Boorstein dice: “Primero sucedió esto, luego aquello, luego aquello”. Y así es como sucedió lo que sucedió”.
  4. “Intenta no caer en los estados mentales de otras personas”. 
  5. “Lidia con tu mayor problema primero.” Norman Fischer sugiere que no importa lo que haya pasado, el mayor problema que tenemos es nuestra propia ira. Para ello recomienda hacer ejercicio, meditación, pasear,etc.
  6. “La ira arruga la mente”. Sylvia Boorstein sigue las mismas líneas. No puedes pensar claramente cuando estás enojado.
  7. “No trates de entender a los demás”. Norman Fischer dice que es un error ya que los demás no tienen por qué comprender nuestras ideas y se convierta en un rumor que nos haga perder el tiempo.
  8. No trates a tus pensamientos como hechos. Tsokyni Rinpoche enseña que cuando estamos secuestrados emocionalmente por la preocupación, el arrepentimiento, el miedo, la ansiedad o la ira, debemos recordar que el estado emocional y físico que experimentamos es “real pero no verdadero”. 
  9. ¿Cómo puedes crecer a partir de esto? La profesora y psicóloga Tara Brach sugiere que cuando estamos encerrados en la ira, añadimos mas sufrimiento. Hay que centrar nuestros pensamientos en el crecimiento porque si somos conscientes de algún cambio es porque estamos evolucionando y debemos aprender para mejorar.
  10. “Nunca saques a nadie de tu corazón, ni siquiera a ti”. Una enseñanza de Tara Brach que habla por sí misma.
  11. Mira hacia adelante. No eres un mago del tiempo. No podemos cambiar lo que ocurrió en el pasado y no podemos cambiar lo que ocurrió hace una semana. 
  12. Perdona, por tu bien. Kornfield dice: “Perdona por ti” ya que aunque perdonemos por los demás, nosotros mismos necesitamos avanzar y si no perdonamos, nos anclamos.
  13. Según la psicóloga de Reducción de Estrés Basada en la Conciencia, Trish Magyari, hay que ocupar un espacio mental diferente con imágenes para ocupar la mente y alejarla de otros pensamientos.
  14. “Imagina que eres el profundo, tranquilo y azul mar” La curandera médica intuitiva Wanda Lasseter-Lundy sugiere esto cuando no puedes dejar de pensar en alguien que te ha hecho daño: “Imagínate enviándoles una hermosa bola de luz blanca. Colócalos en esa bola de luz. Rodéalos con ella, sosteniendo esa luz blanca a su alrededor, hasta que tu ira se desvanezca.”
  15. Tómate 90 segundos. El neuropsiquiatra Dan Siegel dice: “Después de 90 segundos, una emoción surgirá y caerá como una ola en la orilla”. 90 segundos, 15 respiraciones profundas y no pensar en esa persona o situación. Has roto el ciclo del pensamiento y el control que tenían sobre ti.

Deja un comentario