¿Cómo dejar de ser celoso? – Consejos y recomendaciones

Es común escuchar que los celos son perjudiciales para las relaciones o amistades. Y es que, además de generar problemas en los vínculos personales, pueden reflejar inseguridades, resentimientos y tristeza.

Si tú has padecido de este problema, debes saber que es posible dejar de ser celoso por medio de recomendaciones y autoevaluación. Si quieres saber más al respecto, continúa leyendo este post.

Conoce el origen de tus celos

El punto de partida para aprender a lidiar con este problema es conocer su origen. Si sabes de dónde proviene este sentimiento de inseguridad, será más fácil poder cambiarlo. Algo que puede ayudar, es hablarlo con aquella persona que hace que nazca este sentimiento en ti. Sé sincero, procura no herir a la otra persona y de esta manera, es posible que te conozcas mejor a ti mismo. A partir de esto, podrás explorarte y mejorar tu situación de cara a este malestar.

Exterioriza tu preocupación

Si tus celos son generados por alguna actitud o comportamiento de tu pareja, entonces lo más sano es hablarlo con dicha persona lo antes posible. No tengas miedo, en muchas ocasiones, esa persona no tiene idea de que tú te sientes mal frente a ciertas situaciones, por lo que mostrar tu preocupación y establecer límites (saludables), puede ayudar a solucionar tu problema de celos.

Habla con algún amigo de confianza

Si crees que tus celos nublan tu visión objetiva de las cosas, puede resultar oportuno que hables con algún amigo de confianza y le cuentes las cosas que sientes. Muchas veces, la opinión objetiva de un tercero puede hacer que tu perspectiva mejore y entiendas si estás equivocado o no.

Toma en cuenta el panorama general

Muchas veces, al estar celosos, nos enfocamos en un panorama puntual que cierra nuestra vista hasta aquello que nos hace sentir así. Esto ocurre cuando se comparan los logros o atributos de aquella persona con los propios. No obstante, algo que ayuda a sopesar esta idea, es pensar en que nadie es perfecto, todos padecen sus propios problemas, y, a pesar de eso, tratan de dar lo mejor de sí.

Piensa en lo que tienes y siéntete agradecido

A menudo los celos son generados por enfocarte en los logros y adquisiciones ajenas. Si esto te ocurre con regularidad, o el sentimiento te hace sentir mal contigo mismo, piensa en lo que tienes y siéntete agradecido. La gratitud hacia lo que has logrado por ti mismo, no es algo que debas comparar con lo ajeno.

Aprende cómo lidiar con los momentos de celos

Aunque aprender a lidiar con los celos cuando estos aparecen no soluciona el problema de raíz, puede resultar oportuno para evitar causar problemas mayores en tu relación. Es necesario que sepas cómo actuar en aquella situación que hacen que nazca esa sensación en ti. Recuerda que un mal comportamiento a causa de los celos, puede dañar amistades y relaciones.

Valórate a ti mismo

Se ha demostrado que la mayoría de las personas celosas tienen problemas de autoestima. Esto se debe a que las inseguridades propias pueden verse reflejadas en carencias que tu pareja o amigo puede suplir con otra persona. Si esto te ocurre, debes enfocarte en el amor propio, en valorarte a ti mismo y explorar tus virtudes. Con esto, podrás aprender a valorarte a ti mismo.

Tómate tu tiempo

Si eres celoso, también debes saber que esta sensación no suele desaparecer de la noche a la mañana. De hecho, superar este problema es algo que toma su tiempo. Por eso, sé paciente, trabaja en ti mismo y procura no dañar tus relaciones. A medida que consigas más confianza en ti, la reflejarás en tu relación. Y así, con algo de tiempo, poco a poco irán desapareciendo los celos.

Habla con un terapeuta

Por último, si notas que los celos traen problemas mayores a tu vida o que no logras sobrellevarlos de la mejor manera, siempre puedes acudir a un terapeuta. Esto es algo completamente sano y normal, por lo que no debes avergonzarte al respecto.

Deja un comentario