¿Cómo estar más relajado en situaciones sociales?

Si eres una persona tímida o introvertida, es posible que te sientas tenso o incómodo en situaciones sociales de diversos tipos. Desde el contacto físico, hasta el momento en el que debes hablar frente a varias personas, pueden resultar un martirio si no estás acostumbrado.

Por esta razón, vale la pena interiorizar en cuáles son las causas que te hacen sentir así y aprender cómo estar más relajado en situaciones sociales sin morir en el intento. ¿Quieres saber algunos consejos útiles? Entonces continúa leyendo.

Despréndete de tu nerviosismo

La primera etapa para actuar más relajado, es dejar de lado ese nerviosismo (muchas veces irracional) que te hace sentir incómodo al estar en grupo. Recuerda que no todos están juzgándote, ni necesitas obligarte a hacer cosas vergonzosas para socializar. Lo mejor para esto, es buscar temas de conversación que te gusten, y tener presente que tomar la palabra no es el fin del mundo ni mucho menos.

Piensa en algo que te calme durante las reuniones sociales

Si estar en un sitio con muchas personas te hace sentir demasiado tenso, un truco que puede implementar, es pensar en algo que te inspire tranquilidad, que mantenga tu atención abstraída de aquello que te hace sentir incómodo. Por ejemplo, puedes planificar qué harás al día siguiente o qué tienes pendiente para tu próxima cita.

Planifícate con anticipación

Si te planificas con anticipación y evitas pensar de última hora en situaciones hipotéticas que te puedan estresar, no harás más que sentirte agobiado. Por eso, cuando tengas una reunión en un sitio donde podrías sentirte incómodo, entonces lo mejor es pensar en cómo vas a comportarte, qué hacer en ciertos escenarios y relajarte lo más posible antes de salir.

Toma un descanso si no puedes más

En caso de que te encuentres en una fiesta, reunión o cualquier evento social en el que te sientes muy tenso, trata de mantenerte calmado. No obstante, no siempre será tan fácil para ti. Por eso, puedes tomarte un descanso, salir a respirar aire fresco y volver cuando te sientas más relajado.

Recuerda que no eres ni debes ser perfecto

En caso de que hayas cometido algún error a causa de tu estrés o tu incomodidad, no tienes de qué avergonzarte. Recuerda que no eres perfecto; de hecho, nadie lo es. Por eso, recuerda que, así como tú cometes errores, todo el mundo lo hace. Si te equivocas, mantente tranquilo y sigue adelante sin pormenores.

Deja un comentario